Ejercicio Físico

De qué manera puede ayudarle el ejercicio físico

Pareja de edad avanzada con sus bicicletas

Hacer ejercicio habitualmente reporta muchos beneficios: no solo tiene efectos físicos positivos, sino que también anima a llevar un estilo de vida más saludable. La práctica regular de ejercicio le dará más energía para hacer las cosas y para percibir una mayor sensación de control de su vida. También es bueno para la tensión arterial y podría ayudarle a prevenir problemas cardíacos.

El ejercicio fortalece la musculatura y hace las articulaciones más flexibles. Así, le resultará más fácil llevar a cabo las actividades diarias que implican movimientos, como levantarse a alcanzar cosas o agacharse. Ser más flexible también puede mejorar su sentido del equilibrio. Solo tiene que invertir un poco de su tiempo. En cualquier caso, siempre debería consultar a su médico antes de empezar a practicar cualquier plan de ejercicios. Pregúntele qué tipo de ejercicio debería realizar o si hay algún tipo de actividad que debe evitar en función de su estado de salud y del tipo de acceso vascular que tiene.

Los beneficios de ejercicio:

  • Mejora de la digestión
  • Aumenta el nivel de energía
  • Se duerme mejor
  • Reduce los niveles de colesterol
  • Reduce la tensión o el estrés
  • Reduce el riesgo de cardiopatía

Hacer ejercicio también puede abrirle el apetito y ayudarle a absorber esa energía tan importante que requiere su organismo. Si desea más información sobre la energía para el organismo, visite el apartado Buena alimentación

Siempre es bueno

Su programa de ejercicios no tiene por qué consistir en obtener los mejores resultados deportivos, lo cual, de todas formas, sería demasiado esfuerzo para su organismo. Por el contrario, debe concentrarse en ejercicios ligeros.

El tipo de ejercicio más beneficioso es el entrenamiento de resistencia, que debería practicar regularmente. Los deportes de resistencia:

  • activan los músculos de una forma ligera permitiendo que estos crezcan de forma lenta pero continua y soporten la estructura ósea.
  • reduce la grasa muscular y la tensión arterial 
  • tiene efectos beneficiosos sobre los niveles de azúcar y grasa en la sangre y
  • el sistema inmunitario se ve fortalecido a largo plazo.

Consulte con el equipo de NephroCare qué ejercicios puede realizar y con cuánta intensidad. He aquí algunas ideas para empezar:

Gimnasia

Hombre haciendo gimnasia

Por ejemplo, comience el día con 10 minutos de gimnasia: gire los brazos y el torso en círculos, eleve las piernas o intente correr sin moverse del sitio. Esto activará la circulación tan pronto como salga de la cama. Mejorará la coordinación y la movilidad y se sentirá en forma durante el resto del día.

Ciclismo

Pareja haciendo ciclismo por el bosque

Ir en bicicleta o caminar son actividades que puede hacer durante el tiempo que quiera y con las que puede ir tan lejos como desee. Además, son buenas actividades para realizar con otras personas.

Natación

Pareja nadando

La natación y la gimnasia acuática son especialmente adecuadas para los pacientes de diálisis. Se fortalecen casi todos los músculos del cuerpo y, además, se mantienen las articulaciones y los huesos.

De paseo

Aproveche sus tareas diarias como una oportunidad para mantenerse en forma: utilice las escaleras en vez del ascensor; vaya caminando o en bicicleta a las tiendas; es bueno para el medio ambiente y para usted. Un paseo corto antes de dormir aclara la mente y ayuda a que el sueño sea más apacible.

Controle la ingesta de líquidos

El ejercicio puede hacerle sudar y ello puede afectar a la ingesta de líquidos. Debería hablar sobre este tema con su nutricionista antes de cambiar la cantidad de líquido que ingiera.

Si desea más información sobre la ingesta de líquidos, visite el apartado Buena alimentación.

Temas relacionados

Biblioteca de recetas

Puede obtener algunas sugerencias e ideas aquí.