NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de usuario y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando en el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Recetas

Shashlik (brochetas) de cerdo y pollo

Etiqueta: Carne, Otoño
Valores nutricionales por ración
Calorías580 kcal
Grasas32 g
Sodio140.0 mg
Hidratos de carbono13 g
Proteínas61 g
Fósforo412 mg
Potasio949 mg
Contenido líquido311 ml
Ingredientes (3 Raciones)
  • 240 g de pierna de cerdo
  • 400 g de pechuga de pollo
  • 1 calabacín
  • 4 cebollas

Adobo para la carne:

  • 8 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de ajedrea
  • 2 cucharaditas de mejorana
  • 1 cucharadita de pimienta blanca
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de verbena

Adobo para el calabacín:

  • 1 cucharadita de ajedrea
  • 1 cucharadita de mejorana
  • 1 cucharadita pequeña pimienta blanca
  • 1 pizca de pimentón rojo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
fácil
Direcciones

Para el adobo, mezcle bien los ingredientes con un poco de aceite de oliva y luego corte la carne en dados relativamente grandes. Divida el adobo en dos cuencos a partes iguales y luego coloque el cerdo en uno y la pechuga de pollo en el otro. Sobre los trozos de carne, vierta suficiente aceite de oliva para cubrirla y luego mézclelo bien para que el adobo llegue a toda la carne. Cúbralo con film transparente y déjelo un día en el frigorífico.
Corte el calabacín en anillos del ancho de un dedo y corte los anillos en cuatro partes. Espolvoree las especias sobre los trozos del calabacín. Vierta un poco de aceite de oliva y luego cúbralo. Déjelo reposar igualmente 1 día. Corte las cebollas en ocho trozos para el shashlik (brochetas). Los trozos de las cebollas también se pueden dividir en dos.
En un pincho de madera o de metal para brochetas, coloque primero cebolla, luego carne, luego calabacín y luego repita esta operación en este orden. Cuando haya terminado las brochetas, póngalas a la parrilla o en el horno hasta que adquieran un color rojo.

Origen: Hungría