NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de usuario y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando en el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

“El verano, y vivir es fácil...” con el nivel de fósforo adecuado

Con la llegada de la temporada cálida tendemos a cambiar nuestros hábitos alimenticios. Disfrute de las delicias del verano mientras mantiene su salud. Las siguientes páginas contienen consejos sobre las opciones de alimentos recomendables para conseguir un óptimo nivel de fósforo en verano.

El fósforo es importante para nuestro cuerpo. Nuestros dientes, huesos y actividad muscular se benefician de una ingesta equilibrada de fósforo. Por otro lado, el fósforo no es bueno para su salud cuando sus niveles son demasiado altos. Por tanto, se recomienda manejarlo de forma activa y disfrutar de las posibilidades que ofrecen los alimentos de verano.

Para controlar la ingesta de fósforo, comience por elegir las bebidas adecuadas. Evite, por ejemplo, bebidas carbonatadas o no carbonatadas con sabores diferentes. Contienen varios aditivos a base de fósforo, como las bebidas de cola, el café soluble y la leche en polvo. En su lugar, la manzana natural, arándano, bayas de saúco, o bebidas de pomelo son muy recomendables siempre que considere las cantidades indicadas por su nefrólogo. Infusiones tradicionales como la manzanilla, tilo, arándano, menta también son una alternativa mucho más sana. Se pueden endulzar ligeramente con miel y beberlas frías.

El mostrador de ensaladas está abierto

El éxito de cada verano son las ensaladas, servidas, por ejemplo, con una pequeña porción de carne. Las ensaladas se preparan mejor con ingredientes locales y de temporada, como tomates (tenga cuidado, sin embargo, debido al alto contenido de potasio), verduras de hoja verde, algunas cebollas, rábanos, pepino, ajo, eneldo, de los cuales se puede tomar como 150 gramos al día. Una porción adicional de otros 200 gramos de verduras se puede tomar diariamente, pero deben estar previamente en remojo y luego hervirlos para reducir así la ingesta de potasio. La carne va bien con ensalada. Asegúrese de elegir una carne de calidad. La carne fresca siempre es preferible a cualquier tipo de carnes procesadas. Los alimentos procesados contienen altos niveles de fósforo debido a los aditivos – especialmente aquellos con los números “E”.

Por favor, tenga en cuenta:

Please keep in mind:

Más del 80 por ciento del fósforo de los aditivos alimentarios se absorben. Esa tasa puede incluso llegar hasta el 100 por ciento. El fósforo de origen vegetal tiene menos absorción que el de origen animal. Los alimentos procesados son generalmente ricos en fósforo y potasio, ambos altamente absorbibles.

En consecuencia, le recomendamos que elija carne fresca y la cocine en casa. No tiene sentido freír la carne porque no reduce el fósforo y el contenido de potasio. De todos los métodos de preparación, la lixiviación de la comida en el agua durante al menos dos horas antes de hervir es el único método realmente capaz de reducir el fósforo, así como el contenido de sodio, potasio y calcio, tanto de alimentos de origen vegetal como animal.

Tenga en cuenta el queso

Además, la carne no debe mezclarse con queso en la misma comida. La combinación de ambos elevará su ingesta de fósforo a un nivel que incluso los quelantes de fósforo no pueden eliminar. Tomar los quelantes es esencial si así lo ha pautado su Nefrólogo. La finalidad es unir el fósforo a los alimentos y evitar que se absorban en la sangre. Por lo tanto, para que sean eficaces, se deben tomar durante los platos principales. Si tiene carne o queso durante uno de los platos principales, trate de comer algo con menos fósforo para la siguiente comida, y así no exceder la ingesta diaria permitida.

El queso es el grupo de alimentos que mayor contenido de fósforo tiene. Los quesos suaves (cremas, surtidos de queso de oveja) contienen sales a base de fósforo, que son perjudiciales para cualquier persona, y más aún para ti. Generalmente los quesos también contienen sal, por lo que deben elegirlos con cuidado y dejarlos en remojo en agua para quitarle la sal antes de consumirlos. Le aconsejamos que elija quesos con menos fósforo, no comerlos diariamente, y sólo ingerir pequeñas cantidades, de 50 a 75 gramos.

Otra fuente de proteínas en las ensaladas es el huevo, específicamente la clara del huevo. Contiene proteínas con un alto valor biológico, pero es bajo en fósforo, a diferencia de la yema de huevo.

¡Refréscate!

Pensar en la comida de verano sin pensar en frutas es casi imposible. Le dejamos algunos consejos saludables:

  • Defina su ingesta diaria de fruta con una porción de 150 gramos de fruta fresca de manzanas, peras, arándanos, fresas, piña, frambuesas, cerezas, sandías.
  • Preste especial atención a las frutas que son ricas en potasio, tales como plátanos, albaricoques, melones, ciruelas pasas, uvas.
  • Si le apetece más cantidad, puede comer unos 100-150 gramos extras, pero sólo en compota y sin el jugo.

La comida de verano también nos hace pensar en los helados, por supuesto. El deleite helado es mejor para usted cuando se hace con la receta tradicional o se prepara. Estos helados están hechos de ingredientes naturales que son fáciles de preparar y más saludables.

Una recomendación que no cambia durante el verano es limitar el consumo de alimentos ya que es difícil controlar la calidad de los ingredientes. Ciertos ingredientes pueden tener un efecto perjudicial en la ingesta de fósforo.

Nuestra principal preocupación es proporcionarle la mejor asistencia posible con los mejores recomendaciones, información y sugerencias que son beneficiosos para su día a día.

Pirámide de alimentación para pacientes con enfermedad renal crónica y diálisis

1. Verde: frutas, verduras, huevo, aceite de oliva, y los alimentos libres de proteínas son bajos en fósforo.

2. Verde claro: alimentos como cereales, arroz, pasta, pan blanco, y legumbres contienen fitato, un tipo de fósforo menos absorbible.

3. Amarillo: la leche y el yogur se encuentran aquí. Cordero, conejo y jamón son las carnes de elección. De pescado, elija la trucha, el atún, el bacalao o la merluza. No elija pescados de piscifactoría, a menudo los alimentan con fósforo.

4. Naranja: pavo, vísceras, camarones, calamares, salmón, y los quesos blandos son altos tanto en fósforo como proteínas.

5. Naranja-Rojo: nueces, yema de huevo y quesos duros contienen una cantidad muy alta de fósforo.

6. Rojo: reducir los alimentos procesados y las bebidas como colas, carnes procesadas, quesos procesados. Están llenos de fósforo y aditivos.

NUESTRO CONSEJO: eche un vistazo a nuestra biblioteca de recetas de alimentos y sugerencias para buenos hábitos alimenticios en nuestro sitio web, encontrarás un montón de sugerencias.

Referencias:

1. C1. Phosphate control in dialysis – Adamasco Cupisti1, Maurizio Gallieni2, Maria Antonietta Rizzo2, Stefania Caria3, Mario Meola4, Piergiorgio Bolasco3, International Journal of Nephrology and Renovascular Disease 2013:6 193–205.

2.  The Diet and Haemodialysis Dyad: Three Eras, Four Open Questions and Four Paradoxes. A Narrative Review, Towards a Personalized Patient-Centered Approach – Giorgina Barbara Piccoli 1,2,*, Maria Rita Moio 2, Antioco Fois 3, Andreea Sofronie 2, Lurlinys Gendrot 2, Gianfranca Cabiddu 3 , Claudia D’Alessandro 4 and Adamasco Cupisti 4, Nutrients 2017, 9, 372; doi:10.3390/nu9040372.

3. Phosphate Additives in Food – a Health Risk, Eberhard Ritz, Prof. Dr. med.,*,1 Kai Hahn, Dr. med.,2 Markus Ketteler, Prof. Dr. med.,3 Martin K Kuhlmann, Prof. Dr. med.,4 and Johannes Mann, Prof. Dr. med.5, Dtsch Arztebl Int. 2012 Jan; 109(4): 4955.Published online 2012 Jan 27. doi: 10.3238/ arztebl.2012.0049.

4. The “phosphorus pyramid”: a visual tool for dietary phosphate management in dialysis and CKD patients: D’Alessandro, C., Piccoli, G. B., & Cupisti, A. (2015); vol. 16: 9.