NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de usuario y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando en el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Buen hábito alimenticio n.º 4

Controlar de forma activa la ingesta de fósforo

El fósforo es importante para nuestro organismo; es fundamental para fortalecer los dientes y los huesos y es necesario para la actividad muscular. Pero, al igual que el potasio, cuando los niveles son elevados, no es bueno para la salud.

De acuerdo. ¿Pero cómo puedo evitarlo?

Lamentablemente no existe ninguna dieta que no contenga fósforo. De hecho, el fósforo es un compuesto que está muy relacionado con las proteínas. Y, como hemos aprendido, las proteínas desempeñan funciones importantes en el organismo, como el fortalecimiento de los músculos. Los productos lácteos, por ejemplo, tienen un alto contenido de proteínas y de fósforo.

¿Significa eso que debo comer menos proteínas?

En su caso, no debe evitar ni limitar estos alimentos, sobre todo la carne y el pescado. Pero una cosa que puede y debe hacer para controlar la ingesta de fósforo es evitar los alimentos procesados siempre que sea posible. Muchos aditivos - sobre todos los que están señalados con los códigos alfanuméricos que empiezan por la letra E - contienen altos niveles de fósforo.

¿Qué productos debo elegir en el supermercado? ¿Cómo debo hacer la compra? ¿Y cómo debo cocinar?

Todos estamos muy acostumbrados a comprar alimentos precocinados. Si necesita evitarlos, compre alimentos frescos; por este motivo, tendrá que emplear un poco más de tiempo en la cocina para cocinar los alimentos, en lugar de tener simplemente que calentarlos o abrir el envase.

Los postres envasados, por ejemplo, se suelen elaborar con leche en polvo, que contiene una gran cantidad de fósforo. Un truco muy sencillo a la hora de preparar postres: utilice 1/3 de nata y 2/3 de agua en lugar de usar leche y consumirá mucho menos fósforo.

Otro ejemplo: las salchichas. No todas las salchichas tienen fósforo añadido. Si tiene la posibilidad de comprarlas frescas en la carnicería, siempre podrá pedir salchichas que no contengan o que tengan una baja cantidad de fósforo añadido. O a la hora de elaborar pan y tartas: utilice simplemente bicarbonato en lugar de la levadura habitual en polvo.

¿Y también me ayudará la medicación?

Si el médico le ha recetado quelantes de fósforo, esta será la forma importante de controlar la ingesta de fósforo. Cuando coma algo que contenga un alto nivel de fósforo, tómese los quelantes de fósforo, normalmente con la comida. Tómeselos siempre según las indicaciones del médico para así asegurarse de que hacen su función.

Recuerde:

  • no evite el fósforo, sino controle su ingesta
  • cambie los alimentos procesados por alimentos frescos
  • si compra alimentos procesados, evite los aditivos señalados con la letra «E»
  • tómese siempre los quelantes de fósforo conforme a las indicaciones del médico

Temas relacionados

Vitaminas

Todos necesitamos vitaminas. No podemos vivir sin ellas.