Tarjetas de ayuda

Ayudas para una buena alimentación

Los fines de semana

  • tomo té en lugar de café, dado que tiene menos contenido de potasio.
  • elijo arroz o pasta en lugar de patatas.
  • prefiero verduras cocinadas y solo una pequeña cantidad de ensalada.
  • como compota en lugar de fruta fresca.
  • no tomo sopas ni salsas.

Cuando quiero algún aperitivo

  • tomo pepino y palitos de zanahoria con una crema para untar recién preparada.
  • elijo palomitas de maíz, arroz inflado o galletitas sin sal.
  • como palitos de pan en lugar de patatas fritas.
  • como un caramelo si me apetece algo dulce.

Cuando voy a comprar,

  • preparo una lista de la compra con todo lo que necesito y así evito tentaciones.
  • compro alimentos frescos en lugar de alimentos precocinados / procesados. Por ejemplo, carne y salchichas frescas de la carnicería.
  • leo las etiquetas de los envases para evitar los aditivos que empiecen por la letra «E» y los ingredientes que suenen a «fósforo» y «potasio».

Cuando cocino,

  •  cocino todos los productos frescos que puedo.
  • reduzco la sal todo lo posible y la sustituyo por hierbas aromáticas y especias.
  • evito los sustitutivos de la sal o los productos con bajo contenido en sodio.
  • uso 1/3 de nata y 2/3 de agua en lugar de leche y hago café de cafetera
  • en lugar de tomar café instantáneo para así reducir la ingesta de potasio.

Cuando tengo sed,

  • utilizo pequeños vasos de agua y bebo muy lentamente.
  • me enjuago la boca o hago gárgaras con agua tibia.
  • me coloco media rodaja de limón en la boca hasta 4 veces al día.
  • mastico chicles sin azúcar.
  • preparo cubitos de hielo con gotitas de limón o de otra fruta ácida.

Cuando voy a pasar el día fuera

  • desayuno en casa para salir de casa con energía suficiente.
  • me llevo un tentempié, como un sándwich o bocadillo.
  • me llevo la medicación, como los quelantes de fósforo.
  • elijo un restaurante en los que pueda encontrar platos adecuados a mi situación.

Cuando como

  • me aseguro de obtener energía suficiente.
  • solo como pequeñas cantidades de los platos que no son idóneos para mi dieta.
  • no añado sal y pimienta a los alimentos.
  • recuerdo tomar los quelantes de fósforo que me han recetado.

Cuando preparo verduras y patatas,

  • las troceo en dados y las pongo en remojo en agua tibia durante 2 horas y les cambio el agua una vez durante la cocción.
  • desecho el agua del remojo y de la cocción y no la uso para preparar salsas ni otros platos.
  • no le pongo sal al agua de la cocción, dado que impide que el potasio se elimine en el agua.

Los días de diálisis,

  • me aseguro de tomar tres comidas y dos tentempiés.
  • me llevo un tentempié adecuado, como un sándwich o un bocadillo.
  • me como el tentempié preferiblemente durante la primera hora de la diálisis.
  • bebo como máximo un vaso de líquido durante el tratamiento.
  • vigilo la ingesta de fósforo y potasio; ¡los días de diálisis no son una excepción!

Si tengo que subir de peso

  • me doy el lujo de comer alimentos ricos en grasas.
  • me puedo permitir añadir una cucharada sopera de aceite a los platos.
  • preparo tentempiés ricos en energías, como crepes y torrijas.
  • añado un tercer aperitivo tras la cena.

Temas relacionados

Muestra del plan de comidas

El Día de la Buena Alimentación: Ejemplo de un plan de comidas y sugerencias