La diálisis peritoneal

El funcionamiento de la diálisis peritoneal

Paciente de diálisis peritoneal

En la diálisis peritoneal se utiliza parte del peritoneo a modo de dializador. El agua y los solutos pueden pasar de la sangre líquido de diálisis a través de la membrana peritoneal, una capa muy fina de piel que cubre los intestinos y el hígado. Unos dos litros de solución de diálisis se infunden en la cavidad abdominal mediante un tubo flexible de silicona denominado catéter.

El paciente tiene colocado el catéter de forma permanente mientras está en tratamiento de diálisis peritoneal. Cuando el líquido de diálisis se encuentra en la cavidad peritoneal, se produce la eliminación de los productos de desecho y del exceso de líquido hasta que se equilibra la concentración de solutos en la sangre y en líquido de diálisis. Este movimiento del agua y de los productos de desecho se produce durante el denominado tiempo de permanencia. Después de un tiempo de permanencia determinado, el líquido de diálisis se ha infundido se vuelve a vaciar o drenar nuevamente a través del catéter. La diálisis peritoneal continúa a medida que se sustituye la solución de DP drenada por una solución de diálisis nueva. Este proceso de sustitución de la solución de DP usada por una nueva solución de DP se denomina intercambio o sustitución. El intercambio se repite varias veces al día, normalmente entre 4 y 5 veces.

El acceso peritoneal

Diálisis peritoneal

Si elige la DP, deberán implantarle un catéter en el abdomen. El catéter se encarga de transportar la solución de DP para el llenado y el vaciado del abdomen. Consiste en un tubo o conducto blando de silicona de unos 30 cm de longitud y del diámetro de un lápiz. Parte del catéter queda introducido en el interior del abdomen, mientras la otra parte sobresale por fuera del cuerpo.

No debe preocuparse de que el catéter pueda caerse una vez implantado. No podrá verlo, dado que lo tendrá colocado bajo la piel. Sin embargo, el catéter cuenta con unos manguitos que los sujetan e impiden que se salga de su sitio. Después de cierto período de tiempo, en torno a los manguitos crecerá tejido corporal. De este modo, el catéter adquirirá la estabilidad necesaria. No obstante, es importante tener el catéter bien sujeto sobre la piel para evitar tirones. De forma paulatina, podrá empezar a rellenar el abdomen con solución de DP unas dos semanas después de la colocación del catéter.

La higiene en la diálisis peritoneal

La piel actúa como barrera natural contra los microorganismos. Cuando la piel presenta pequeñas heridas, existe la posibilidad de que organismos dañinos entren en el organismo y en el torrente sanguíneo y provoquen infecciones. Por ello, es sumamente importante conseguir una buena fijación del catéter. De lo contrario, el movimiento de catéter dañará la piel en el orificio de salida y, a consecuencia de ello, podría producirse una infección.  

En la DP, es esencial seguir estrictas técnicas de higiene, a fin de impedir que los microorganismos entre en la cavidad peritoneal a través del catéter, de la extensión del catéter o durante la conexión de la bolsa de diálisis. Acatar las normas de higiene de manera sistemática es la mejor manera de evitar que se produzcan infecciones en el peritoneo, las denominadas «peritonitis».

Modalidades de DP

Existen dos formas de llevar a cabo la diálisis peritoneal:

  • de forma manual: la DPCA: diálisis peritoneal continua ambulatoria;
  • de forma automática: la DPA: diálisis peritoneal automatizada.

La elección entre estas dos opciones depende de la patología, diversos aspectos sobre el estilo de vida y las preferencias personales del paciente. Hable con su médico y enfermera de DP cuál es la mejor modalidad terapéutica para usted.

La DPCA (diálisis peritoneal continua ambulatoria); el intercambio manual

En la DPCA, la mayoría de los intercambios o sustituciones de la solución de diálisis se producen durante el día. Normalmente, se realizan entre cuatro y cinco intercambios al día. Su médico le indicará cuántas veces al día deberá efectuar estos intercambios para que el tratamiento de diálisis sea idóneo. Cada intercambio dura entre 20 y 30 minutos. La hora de realizar los intercambios puede variar de manera que se adapte a su horario, sobre todo si usted trabaja o tiene que ir a estudiar. El equipo sanitario que le atiende le ayudará a establecer el horario que más le convenga.

DPA (diálisis peritoneal automatizada); el intercambio automático

En la DPA, la mayoría de los intercambios se producen durante la noche con la ayuda de un aparato que recibe el nombre de cicladora. Estará conectado al cicladora durante un período de entre 8 y 10 horas aproximadamente. La solución de DP se infundirá a través de un conjunto especial de vías o tubos que conectan al cicladora con el paciente. La cicladora se encarga de drenar (vaciar) y de rellenar la cavidad peritoneal de forma automática mientras usted duerme. Por la mañana, usted mismo se desconectará de la cicladora y ya podrá dedicarse a sus actividades cotidianas. Existen distintas recetas para la DPA, en función del estilo de vida y de la patología del paciente.

Apoyo y servicio

Una enfermera y un médico hablando con un paciente

Le pedirán que acuda a consulta al centro de diálisis una vez por cada período de entre 4 y 12 semanas. Durante la consulta, se le extraerá una muestra de sangre para determinar si se han producido cambios desde la última visita a consulta y si debe ajustársele el tratamiento. Junto con usted, el médico revisará los resultados de estas pruebas analíticas, la hoja de medicación que toma y la dieta. También se evaluarán los registros que traiga de casa para comprobar sus constantes vitales, como la tensión arterial, el pulso, la temperatura y el peso. Asimismo, se le examinará el catéter peritoneal y el orificio de salida.

Suministros para la diálisis peritoneal

El tratamiento de diálisis que se le indique será el adecuado a sus necesidades. Su médico y su enfermera cumplimentarán y firmarán un listado de recetas con el tipo y la cantidad de suministros que necesitará para su tratamiento. Recuerde lo siguiente: su tratamiento únicamente lo podrá cambiar su médico.

Las reservas o existencias de seguridad se utilizarán en el caso de que la entrega del pedido se retrase porque no hay nadie en casa, por inclemencias climatológicas o porque se le haya modificado la receta de su tratamiento. Todos los suministros se llevarán a su zona de almacenamiento. El representante de atención al cliente se pondrá en contacto con usted dos semanas después del primer envío para comprobar el inventario de suministros y ayudarle a hacer el pedido de los suministros que necesitará para la próxima entrega.

Temas relacionados

Conozca nuestra experiencia

Profesional del derecho, marido, padre, agricultor, escritor: Neculai...