NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de usuario y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando en el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

María José Colina

“Me siento una persona adulta con este trabajo”

La historia de María José Colina es todo un ejemplo de superación, esfuerzo e integración. Tiene 31 años y desde hace 6 trabaja como auxiliar de cocina en el Centro Diálisis Cáceres.

Siempre puntual, María José llega a las 8.30 de la mañana a la clínica. Saluda a sus compañeras, se cambia y comienza su rutina. En la pared de la cocina, un planning le indica paso a paso sus tareas del día, aunque después de seis años “ya me lo sé de memoria, lo utilizaba sobre todo antes: guantes, delantal, mascarilla, coloco pan, preparo el carro de desayunos, los bocadillos, la bebida…” y así sigue enumerando contenta y orgullosa el trabajo que desempeña.

En el centro de diálisis de Cáceres actualmente reciben tratamiento 29 pacientes, en turno de mañana y tarde, y María José les da su tentempié. Conoce perfectamente los gustos de los 29: quién toma una o dos tostadas, con o sin aceite, agua del tiempo o con hielo, no se le escapa detalle “Pedro me dice: ‘muy bien María José tanto aceite’, a él le encanta y yo hago el bocadillo a su gusto”. Una más en el equipo María José llegó a NephroCare de la mano de la Fundación Síndrome de Down Cáceres.

Antes de ella ya había trabajado en la clínica otra compañera. Cuando dejó el puesto pensaron en María José, que ya había realizado anteriormente una prueba de selección y entrevista. Conjuntamente la supervisora de la clínica y la monitoria de María José iniciaron su proceso de adaptación al trabajo.

“Es muy cariñosa, nunca hay problema con ella, y es muy responsable, se adapta perfectamente a los cambios. Al principio le costó un poco porque ya no iba a diario a la Fundación y echaba de menos a sus amigos de allí, pero ahora está contenta porque queda con ellos para hacer actividades los fines de semana”, explica Luz María Solana, Responsable Operacional de Centro de Diálisis Cáceres.

Ella mantiene una relación continua con Elena Rivero, coordinadora de la Fundación Síndrome de Down, que acude cada semana a visitar a María José para comprobar que todo va bien e introducir algún cambio, si el trabajo así lo requiere.

“Yo me siento como una persona adulta en este trabajo”

Y no es para menos, María José es totalmente independiente, y como el resto de sus 13 compañeras, por ejemplo, actualiza anualmente su formación, nos comenta Luz María “cada año realiza un curso de manipulación de alimentos on-line para actualizar sus conocimientos. Además es muy independiente, maneja el móvil y el ordenador y por ejemplo, si su madre no puede venir a recogerla o traerla ella sola coge el autobús y se va a casa”.

Zumba, música y amigos Como cualquier joven de su edad María José queda con sus amigos los fines de semana. Los viernes por la tarde son un día muy especial para ella: “voy con mi padre a coger algún CD de música a la biblioteca, también gasto parte de mi sueldo en discos. Me gusta mucho la música y bailar”.

Muy activa, acude cuatro días a la semana a clases de zumba. Protagonista del programa de televisión “Escúchame” Hace unas semanas, María José ha dejado aparcada durante una hora su rutina, para conceder una entrevista al programa “Escúchame” de Canal Extremadura. Un programa que lleva nueve años en antena y que actualmente es el único que en Europa abarca todo el espectro de la discapacidad, lo que le ha llevado a recibir en 2010 un premio de la Academia de la Televisión.

Con nervios e ilusionada María José se enfrenta a su primera entrevista en televisión. ¡Querer es poder! ¡Gracias por compartir con nosotros un día tan especial!