Actualización en COVID-19

Consejos sobre qué hacer al quedarse en casa

Para reducir el riesgo de infección por coronavirus, recomendamos que todos los pacientes se queden en casa los días que no tengan diálisis. Durante este periodo de confinamiento, es importante mantener ocupados cuerpo y mente.

Continúe con las rutinas habituales pero evite las actividades fuera de casa. En lugar de eso, busque cosas constructivas que hacer en su vivienda, alrededor del piso, de la casa, del jardín o balcón, que puedan servirle para mantenerse ocupado/a y que le den una sensación de estar activo. Seguro que tiene muchas cosas que hacer, como ordenar el sótano, terminar algún álbum de fotos, cuidar el jardín o hacer manualidades. Es el momento perfecto para empezar un nuevo hobby. Como relajación, también puede leer libros interesantes o hacer crucigramas.

También debería hacer un buen uso de las redes sociales, para mantener el contacto con amigos y familiares. Anime a su comunidad social disfrutando de la compañía y el respaldo mutuo desde la distancia, haciendo llamadas telefónicas a menudopara intercambiar experiencias y sentimientos. Disfrute de una buena charla tan a menudo como pueda, para compensar la falta del contacto directo.

Ejercicio físico en casa

Manténganse en forma también durante las restricciones y el confinamiento por el coronavirus. Le recomendamos que incluya en su rutina una serie diaria de ejercicios en casa de 20 minutos.

Unos ejercicios sencillos tendrán una influencia positiva en su estado general: mejora en la digestión y el sueño, reducción de los niveles de colesterol y menos riesgo de problemas coronarios.

Realizar ejercicio de intensidad moderada puede beneficiar al sistema inmunitario. Sin embargo, los ejercicios de una intensidad muy alta pueden inhibir la función inmunitaria, especialmente si no suele hacer ejercicio. No hay evidencia científica del efecto del ejercicio en la respuesta inmunitaria a la infección por coronavirus. Consulte con el médico antes de empezar a hacer ejercicio, para encontrar el tipo de ejercicio que más le conviene.

Algunas ideas de actividad física:

  • Paseos alrededor del piso, casa o jardín,
  • Subir y bajar escaleras
  • Estiramientos y gimnasia, como levantar las piernas, pedalear con brazos y piernas

Si tiene síntomas (fiebre, tos, dificultad para respirar), deje la actividad física y póngase en contacto con un profesional sanitario.

Consejos sobre nutrición y compras

Sea estricto con su dieta.

Debido a las medidas de prevención de los centros de diálisis, es posible que se produzcan cambios en la rutina de su tratamiento. Por tanto, ahora es de vital importancia que mantenga la disciplina con la dieta y que vigile con especial atención su ingesta de fluidos, potasio y fósforo. Le mostramos algunas recomendaciones para que gestione la nutrición en casa.

 

Consejos para comprar

Si es posible, no debería ir a comprar personalmente para evitar el riesgo de infección. Pida ayuda a familiares o amigos, o utilice un servicio de entrega a domicilio. No descuide la dieta y siga las recomendaciones que le den el médico o el dietista. Sin embargo, tenga en cuenta estas recomendaciones:

  • Haga una planificación adecuada y una lista de la compra, para que no se le olvide nada.
  • Asegúrese de tener suficiente comida para 14 días.
  • Compre alimentos poco perecederos o en conserva, pero evite la comida procesada.
  • Tenga cuidado con productos de larga duración como judías o guisantes, ya que son ricos en fósforo y potasio. Consúmalos con moderación y no en periodos más largos antes del siguiente tratamiento.

Cuando compre a domicilio, debe evitar el contacto directo con el repartidor que le trae los alimentos. Mantenga la distancia adecuada, evitando saludos con contacto directo. Cuando recoja la compra, deseche todos los envases. Debe lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes de tocar los alimentos.

 

Recomendaciones para la lista de la compra

  • Verduras: cómprelas crudas o congeladas.
  • Carbohidratos: el arroz, la pasta y el pan (para congelar) no deben faltar en la lista de la compra.
  • Carne y pescado: si compra carne y pescado frescos, congele una parte y consuma lo que no congele en un par de días.
  • Fruta: la fruta es perecedera, cómprela fresca (no demasiado madura), evite la fruta con alta concentración de potasio, como plátanos o kiwis, y haga acopio de fruta enlatada (siempre en su jugo, nada de almíbar).
  • Huevos: no deben faltar nunca; si los guarda en el frigorífico, se conservarán más tiempo.
  • Lácteos: compre leche de larga duración. Entre los productos lácteos, la mejor opción es el queso curado.

 

Manipulación de los alimentos

No hay evidencia científica de que los alimentos sean fuente de transmisión del coronavirus (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, EFSA). Puede comprar y consumir los mismos alimentos aptos para el riñón que de costumbre.

  • Sin embargo, recomendamos que tome medidas estrictas de higiene, especialmente al manipular alimentos crudos.
  • Lave concienzudamente los alimentos, las manos, las superficies de la cocina y utensilios como cuchillos y tablas de cortar con agua caliente y jabón durante la preparación de la comida.
  • Utilice unos utensilios como cuchillos y tablas de cortar para los alimentos crudos y otros para los cocinados.
  • Cocinar o calentar los alimentos puede servir de medida de seguridad adicional, ya que los virus son sensibles al calor.
  • Guarde los alimentos frescos y perecederos en el frigorífico, para que se conserven más tiempo.
  • Aproveche el congelador para preservar más tiempo parte de los alimentos.

Haga clic aquí para ver el material online sobre nutrición de NephroCare, que incluye información útil y recetas.

Gestión de las emociones

En el estado de confinamiento, es posible que le aborden emociones contradictorias o negativas. Es importante que esté al tanto de cualquier emoción negativa, como el estrés, la soledad, la frustración o la ansiedad. Su salud psicológica es fundamental para el bienestar general, por lo que debe gestionar las emociones adecuadamente:

  • Mantenga la mente ocupada con actividades en casa en lugar de pensar demasiado.
  • Mantenga la concentración y ocúpese bien de su salud mental y física.
  • Intente ver oportunidades donde otros ven problemas.
  • Mantenga siempre el optimismo y una actitud positiva.
  • Exprese y comparta la actitud positiva también cuando hable con los demás.
  • Manténgase en contacto con amigos y familiares por teléfono o a través de los canales de comunicación digitales.
  • Filtre la cantidad y la calidad de la información que asimila.
  • No haga caso ni difunda información que no hayan verificado las autoridades sanitarias locales.

Evite comer o hidratarse demasiado a causa del hambre emocional o de la sensación de ansia.

No se deje engañar por las emociones y diferencie entre el hambre fisiológica y la emocional. Coma únicamente cuando tenga sensación de hambre y una necesidad física, y pare de comer cuando esté lleno/a.

Si las emociones negativas le resultan demasiado abrumadoras o ya no las puede gestionar, busque ayuda médica

Si en tu hogar residen más personas y algún miembro presenta síntomas respiratorios

  • Quédese en casa y vigile sus síntomas.
  • Informe a su equipo y a las autoridades.
  • Lávese o desinféctese las manos constantemente (durante > de 20 s.).
  • Las personas con síntomas deberían aislarse en una habitación diferente, llevar mascarilla y usar un baño distinto a los demás.
  • Limpie todas las superficies de la casa y evite compartir artículos personales como toallas, platos o ropa de cama.

Consejos para el confinamiento:

  • El confinamiento debe realizarse en una habitación específica si es posible y que esté bien ventilada.
  • Su finalidad es minimizar el contacto entre personas y limitar la contaminación de superficies en la vivienda.
  • Si dispone de varios baños, dedique uno exclusivamente para el paciente.
  • Si hay que compartir el baño, deben tomarse medidas de higiene estrictas.
  • Mantenga una distancia de seguridad de más de 1,5 metros.
  • Debe evitar todo contacto con personas vulnerables (embarazadas, personas con enfermedades crónicas, personas mayores, etc.).
  • Algunas superficies son susceptibles de contaminarse y deben desinfectarse a menudo (los móviles, pomos de las puertas, manillas de las ventanas, etc.).

Colada y ropa de cama

  • Siempre que sea posible, el paciente debería realizar estas actividades personalmente.
  • No sacuda la colada ni la ropa de cama.
  • Lleve la colada y la ropa de cama directamente a la lavadora, sin dejarlas sobre ningún lugar por el camino.
  • Lave la ropa de cama de los pacientes positivos en coronavirus en la lavadora a 60 grados en un ciclo de al menos 30 minutos (o la temperatura más alta que pueda soportar el tejido).

Instrucciones para limpiar el suelo

  • No utilice aspiradora, ya que genera aerosoles.
  • Lo ideal es que, para limpiar suelos y otras superficies, utilice un paño de un solo uso impregnado con un producto detergente, que enjuague con agua limpia utilizando otro paño de un solo uso y que deje secar.
  • Si utiliza un paño reutilizable, lávelo en la lavadora a 60 grados en un ciclo de al menos 30 minutos (o la temperatura más alta que pueda soportar el tejido).
  • Después, desinfecte los suelos y las superficies con cloro activo diluido al 0,5 % (1 litro de lejía al 2,6 % + 4 litros de agua).