Experiencias de los pacientes

Déjese inspirar por la vida.

Actualmente, existen en todo el mundo cientos de miles de personas que padecen una enfermedad renal crónica. Y cada una de ellas tiene una historia única que contar. Les pedimos a algunos de nuestros pacientes, cuyas historias resultan especialmente conmovedoras, que las compartieran con nosotros. Algunos se someten a hemodiálisis, otros reciben terapia domiciliaria y otros ya se han sometido a un trasplante de riñón. ¿Qué tienen en común? Que todos han superado retos y han dejado atrás los reveses para vivir una vida plena y activa.

Diálisis en NephroCare

Obtenga más información sobre los sentimientos de nuestros pacientes cuando se enteraron por primera vez de que necesitaban someterse a diálisis y cómo se les trató en NephroCare.

Aficiones

Las enfermedades renales crónicas y la necesidad de someterse a diálisis implican muchos cambios. Nuestros pacientes comparten sus historias sobre cómo aprendieron a vivir con estos cambios y cómo mantienen y mejoran su calidad de vida diariamente

Viajes

Someterse a diálisis tres veces a la semana no supone el fin de los viajes al extranjero ni de las vacaciones. ¡Puede seguir disfrutando de una vida activa conociendo sitios nuevos o, simplemente, relajándose bajo el sol! En esta sección hemos recopilado diferentes historias sobre las vacaciones de nuestros pacientes, que han compartido sus experiencias con nosotros y han descrito cómo son capaces de disfrutarlas gracias al apoyo de NephroCare.

Vida laboral

Conseguir el equilibrio entre diálisis y el trabajo no es fácil. Sin embargo, poder demostrar sus capacidades y cualificaciones y conseguir una carrera de éxito se traduce en una calidad de vida muy positiva para muchos pacientes con una enfermedad renal crónica. Además, una rutina diaria variada, la independencia económica y el contacto con los compañeros y otros socios del sector son factores que suponen una distracción más que bienvenida.

Trasplante

Recibir un nuevo riñón es un acontecimiento emocionante para aquellas personas que eligen esperar un trasplante. Deben alinearse muchos factores para que este pueda realizarse, y, en ocasiones, la espera puede resultar muy frustrante. A pesar de todas las adversidades, algunos pacientes sí que reciben un riñón nuevo y pueden vivir sin tener que seguir regularmente ningún tratamiento de diálisis. He aquí algunas de esas historias sorprendentes.