Diálisis en el centro

El primer tratamiento de diálisis

La perspectiva de iniciar el tratamiento de diálisis puede resultar desalentadora. Al principio, todo le resultará nuevo. El personal de NephroCare hará todo lo que esté a su alcance para que los tratamientos le resulten lo más cómodo posibles

Pronto se sentirá a gusto en el centro de diálisis. También empezará a conocer a otros pacientes; muchos llegan a convertirse en buenos amigos. En particular, va a estar en contacto continuo con el personal de enfermería, que se convertirá en su confidente y siempre estará ahí para ayudarle y hablar de lo que sea necesario.

Su equipo de NephroCare conoce que la franqueza y el respeto mutuo son aspectos importantes del tratamiento de diálisis. Se trata de un trabajo en equipo en el que los pacientes desempeñan una función tan importante como la de sus cuidadores.

Hay algunas cosas, no obstante, que debe tener en cuenta antes del primer tratamiento, como la ropa que debe vestir y lo que debe traer al centro. También encontrará una descripción de una sesión de hemodiálisis para que sepa qué esperar.

En su primer año en diálisis, aprenderá sobre su tratamiento, la forma de encajarlo en su vida diaria y cómo adaptarse a los cambios en su vida.

La diálisis se convertirá en parte de su día a día y podrá ver que, en muchos aspectos, su vida no será tan diferente.

La preparación en casa

La preparación comienza en casa y hay varias cosas importantes que debe tener en cuenta:

Cargarse de energía con antelación:

  • Es recomendable comer algo antes de salir de casa, dado que los tratamientos de diálisis le exigen una gran cantidad de energía al organismo.
  • Tomar un desayuno sano es importante sobre todo los días de diálisis. He aquí algunas propuestas para empezar el día con buen pie:
    • Huevos revueltos en una tostada: dos huevos revueltos con trocitos de pimiento y beicon sobre dos tostadas con margarina.
    • Un panecillo fresco con margarina, mermelada y cuajada mezclada con compota de melocotón y almendras laminadas.
  • Si lo desea, pídale a su nutricionista más información al respecto.

Qué debe traer:

  • Ropa y calzado limpios y cómodos. Recuerde que se debe poder acceder con facilidad al acceso vascular; por ello, no se debe vestir ropa con mangas ajustadas ni tampoco llevar artículos de joyería.
  • Algún pasatiempo, como un libro, una revista, etcétera.
  • Gafas de sol o antifaz/mascarilla para dormir si no soporta la luz intensa; la sala de diálisis tiene una iluminación intensa por motivos médicos.
  • Un tentempié para comer durante el tratamiento.
  • Es importante que traiga la menor cantidad de objetos de valor posible.

Recuerde que su equipo NephroCare le acompañará en cada paso de este proceso. Si tiene alguna pregunta, ellos le ayudarán. Saber qué esperar puede reducir la ansiedad y prepararle para que se sienta cómodo. El orden exacto de actividades podría diferir de un centro de diálisis a otro; ahora bien, por lo general, estos serán los pasos y procedimientos a los que se someterá.

A la llegada

  • Antes del comienzo del tratamiento, deberá hacer ciertas cosas; por ello, es importante que llegue 15 minutos antes de la hora programada.
  • Registrarse en la recepción. Es posible que tenga que cumplimentar algunos documentos, como si visitara cualquier otro centro médico nuevo.
  • Si lo va a acompañar algún familiar o algún amigo, esta persona puede pasar a la sala de espera.
  • Normalmente, el médico hablará con usted sobre aspectos importantes de su salud y del tratamiento.
  • En el vestuario, puede dejar la ropa, el calzado y el resto de objetos en una taquilla.
  • Recuerde llevarse la llave de su taquilla. Es posible que también quiera llevar algo para leer.
  • Le rogamos no llevar a la sala de tratamiento nada que no necesite.

Los preparativos

  • Aguarde en la sala de espera hasta que el personal de enfermería le indique que pase a la sala de diálisis.
  • Al entrar en la sala de diálisis, limpie el brazo en que tiene la fístula con agua tibia y jabón. Séquelo con una toalla desechable.
  • Hay que efectuar varias comprobaciones rápidas antes de empezar la diálisis. En primer lugar, hay que comprobar el peso corporal.
  • Luego, la enfermera le indicará el puesto y el sillón de diálisis que se le ha asignado.

Durante el tratamiento

Póngase cómodo; la enfermera le medirá:

  • la tensión arterial
  • el pulso
  • la temperatura corporal, si se le ha colocado un catéter venoso central.
  • Comuníquele a la enfermera o al médico si ha tenido algún problema físico nuevo desde la última sesión de diálisis.
  • Evaluarán su patología y establecerán los parámetros del tratamiento más adecuados para usted.
  • La enfermera evaluará el estado de la fístula.
  • Luego le efectuará los cuidados oportunos a la conexión.
  • Durante la sesión, se efectuarán comprobaciones periódicas de su tensión arterial y sus pulsaciones y podrá decirle a la enfermera cómo se siente.
  • Se le administrarán algunos medicamentos durante el tratamiento.
  • Si necesita ayuda durante la sesión del tratamiento, comuníqueselo a un miembro del personal, que estará encantado de ayudarle.
  • Para que se entretenga durante el tratamiento, dispondrá de un televisor con auriculares y un reproductor de DVD.
  • Se le servirá un pequeño tentempié y una bebida. O: Si lo desea, puede comer el pequeño tentempié que haya traído de casa.
  • La enfermera lo desconectará del equipo de diálisis una vez haya terminado el tiempo de tratamiento que se haya establecido.

Después del tratamiento

  • Es posible que se le pida que sujete un esparadrapo o tirita sobre el punto de conexión y que deba permanecer en el sillón un par de minutos.
  • Antes de abandonar la sala de diálisis, la enfermera volverá a comprobar la tensión arterial.
  • Tómese el tiempo que necesite antes de levantarse, dado que es posible que la circulación sanguínea sea débil.
  • Recuerde moverse con cuidado.
  • Se le volverá a pesar para comprobar cuánto líquido se le ha extraído del organismo.
  • Debe lavarse las manos antes de abandonar la sala.
  • Puede volver a cambiarse en el vestuario.
  • Espere al servicio de transporte que lo llevará a casa.

Autocuidado en el Centro

La terapia de diálisis requiere un trabajo en equipo entre pacientes y profesionales médicos. Los pacientes son responsables de tomar su medicación, mantenerse activos, comer bien, controlar su ingesta de líquidos y cuidar su cuerpo. El tratamiento de diálisis suele ser realizado por profesionales médicos de los centros de diálisis.

Los pacientes que también quieren asumir más responsabilidad en su tratamiento de diálisis, la diálisis de autocuficiencia en el centro de diálisis es una opción. Junto con los profesionales médicos, los pacientes pueden aprender a realizar algunos pasos del tratamiento de diálisis ellos mismos. Después de la formación, el equipo decidirá conjuntamente qué pasos del tratamiento de diálisis pueden ser realizados por el paciente en el futuro. El equipo de la clínica siempre está allí para ayudar cuando sea necesario.

Diálisis Nocturna en el centro

La diálisis nocturna es un tratamiento de hemodiálisis que tiene lugar durante la noche. El tratamiento tarda más y se realiza mientras el paciente duerme. Por lo general, el tiempo de tratamiento es de 6 a 8 horas y se realizará 3 veces por semana. La diálisis nocturna se puede hacer en casa o este tratamiento también se puede realizar en centros de diálisis que ofrecen un programa nocturno de diálisis.