Cuidado de diálisis

Proveedor de múltiples modalidades

Gracias a los años de experiencia y a las prácticas recomendadas compartidas en toda nuestra red, NephroCare puede ofrecer tratamientos de diálisis completos para cada uno de nuestros pacientes de diálisis. Además, disponemos de diferentes planes de tratamiento entre los que elegir: en el centro, en casa y en los hospitales.

Hemodiálisis

La hemodiálisis (HD) implica el filtrado externo de la sangre mediante una máquina de diálisis.

En NephroCare, nuestro objetivo es ofrecer a todos nuestros pacientes el mejor tratamiento posible según sus necesidades individuales y su estado físico.

Por ello, ofrecemos diferentes formas de hemodiálisis:

HD en el centro

El tratamiento más común de hemodiálisis con tres sesiones de tratamiento a la semana en el centro de diálisis.

HD nocturna en el centro

El tratamiento nocturno de diálisis se administra de noche, mientras duerme el paciente. El tratamiento más largo es de seis a ocho horas, por lo menos tres veces a la semana.

HD en casa

La hemodiálisis en casa representa una alternativa al tratamiento en el centro, ya que ofrece una mayor flexibilidad en la programación y la frecuencia del tratamiento. Sin embargo, los pacientes dependen siempre de su equipo de cuidados para los chequeos, la copia de seguridad y la gestión de casos.

HD en casa asistida

NephroCare ha desarrollado dentro de la modalidad de casa un enfoque de cuidado completo que también incluye asistencia, en función del nivel de independencia del paciente.

Auto Cuidado

El autocuidado de los pacientes en el centro de diálisis representa el nivel equivalente de independencia en el tratamiento que la hemodiálisis en casa. La clave del autocuidado es la implicación del paciente en el tratamiento en la mayoría de los pasos o en todos ellos.

Cuidado limitado

El nivel de independencia en el tratamiento de cuidado personal depende del paciente, que tendrá asistencia, y los diferentes pasos del tratamiento se compartirán entre el paciente y el equipo de cuidado.

Cuidado intensivo

Los pacientes de diálisis con grandes complicaciones o movilidad limitada pueden recibir su tratamiento fuera del hospital en unidades de diálisis de “cuidado intensivo”.

Cuidados en el Hospital

Los pacientes de diálisis hospitalizados representan una población mixta que va desde pacientes en un estado clínico grave hasta pacientes más autónomos, temporalmente en el hospital por razones que no están relacionadas directamente con su diálisis. Los tratamientos de diálisis se llevan a cabo en una unidad de diálisis del hospital.

Diálisis de alto flujo

El elemento esencial de la diálisis de alto flujo es el uso de dializadores con poros de mayor tamaño, que permiten eliminar tanto toxinas urémicas como líquidos. En la diálisis convencional, los productos de desecho y los electrolitos se eliminan de la sangre del paciente mediante la difusión, es decir, el paso de los solutos de una solución de mayor concentración (la sangre) a una de menor concentración (el dializado) a través de una membrana semipermeable. Se mide y se hace un seguimiento del nitrógeno ureico en sangre (BUN, por sus siglas en inglés) como un reflejo de todas las toxinas que el riñón suele eliminar. Se ha demostrado que el BUN se elimina con mayor rapidez mediante la diálisis de alto flujo. Las moléculas de mayor tamaño son demasiado grandes para que se puedan eliminar mediante la diálisis convencional; en cambio, sí se eliminan con los dializadores de alto flujo.

HighVolumeHDF

Gracias a sus numerosos efectos positivos sobre los factores de riesgo cardiovascular relacionados con la diálisis, la HighVolumeHDF está reconocida actualmente como la modalidad de tratamiento de diálisis más eficaz1, cuya función se asemeja mucho al perfil de eliminación normal del riñón.

Al conseguir sustituir grandes volúmenes, la HighVolumeHDF está reconocida como el tratamiento que consigue eliminar de manera más eficaz las moléculas de tamaño mediano. La HighVolumeHDF mejora los resultados de los pacientes y ofrece efectos beneficiosos sobre los principales factores de riesgo cardiovascular:

  • La concentración de ß2-microglobulina y fósforo en sangre2,3,4
  • La respuesta inflamatoria5
  • La estabilidad hemodinámica intradialítica6
  • El control de la anemia7

Gestión de los accesos vasculares

El acceso vascular se denomina con frecuencia «línea de vida del paciente». Dada la vital importancia de este tema, NephroCare ha desarrollado numerosas herramientas y servicios centrados en el tratamiento y cuidado de los accesos vasculares. Más de una década de experiencia en nuestras clínicas de NephroCare nos ha dado un alto nivel de experiencia en el cuidado de pacientes renales, que reinvertimos constantemente en la red de NephroCare en forma de guías e ideas de mejores prácticas complementadas y orientadas por los servicios y herramientas de NephroCare.

Respaldo de la gestión de los accesos vasculares en el ámbito clínico

Para respaldar una fácil conexión y desconexión de los pacientes de conformidad con la norma NephroCare sobre buenos cuidados de diálisis y con los requisitos de las directrices NephroCare sobre higiene y control de infecciones (en inglés, NephroCare Guideline Hygiene and Infection Control), en nuestros centros hemos desarrollado los manuales proHD Set y proHD CVC Set.

La pericia sobre esta materia con que contamos en nuestra red NephroCare nos ayuda a seguir desarrollando conocimientos sobre las mejores prácticas en el ámbito de los accesos vasculares.

Proyectos de publicación conjuntos entre Fresenius Medical Care y EDTNA/ERCA:

  • “Vascular Access Cannulation and Care Guide - A Nursing Best Practice Guide for Arteriovenous Fistula”
  • “Vascular Access Management and Care - A Nursing Best Practice Guide for Central Venous Catheter”

Servicios endovasculares e intervenciones quirúrgicas de acceso vascular

NephroCare ofrece altos niveles de conocimientos especializados para el desarrollo y la gestión de centros de accesos vasculares (CAV), que prestan servicios endovasculares y llevan a cabo intervenciones quirúrgicas relacionadas con los accesos vasculares.

Logros en la Monitorización del acceso vascular

La gestión de los accesos vasculares es parte integral de NephroCare y contribuye a optimizar los tratamientos de la ERC, destinados a mejorar los resultados de los pacientes. Asimismo, se controla a través de la consecución de objetivos consensuados relacionados con indicadores de rendimiento clave específicos, que se supervisan a través de la Balanced ScoreCard.

Diálisis peritoneal

En la diálisis peritoneal, una parte del peritoneo se usa como dializador. El agua y los solutos se mueven del lado de la sangre al lado del dializado a través de la membrana peritoneal. El catéter sigue en su sitio todo el tiempo que un paciente está en tratamiento de diálisis peritoneal. Cuando hay dializado en la cavidad peritoneal, se produce la eliminación de los residuos y el agua excedente hasta que las concentraciones de solutos en el lado de la sangre y en el lado del dializado están equilibradas.

Diferentes prescripciones de PDP, en función del estilo de vida y el estado médico

Continuous Ambulatory

Diálisis peritoneal continua
ambulatoria realizada en nuestras clínicas de NC

  • Regularmente durante el día
  • De 4 a 5 cambios al día
  • El cambio dura unos 20-30 minutos

Diálisis peritoneal automatizada realizada en casa del paciente

  • Aproximadamente 8-10 horas
    La cicladora seca y rellena la cavidad peritoneal automáticamente

REFERENCIAS

1 Canaud B., The Early Years of On- Line HDF: How Did It All Start? How Did We Get Here?, Krick G, Ronco C (eds): On- Line Hemodiafiltration: The Journey and the Vision, Contrib  Nephrol, Basel, Karger (2011); 175:  93–109.

2 Canaud B., Effect of Online Hemodiafiltration on Morbidity and Mortality of Chronic Kidney Disease Patients, Ronco C, Canaud B, Aljama P (eds): Hemodiafiltration, Contrib Nephrol, Basel, Karger (2007); 158: 216-224.

3 Penne E.L. et al., Role of Residual Kidney Function and Convective Volume on Change in Beta2-Microglobulin Levels in Hemodiafiltration Patients, Clin J Am Soc Nephrol (2010); 5: 80-86.

4 Davenport A. et al., The effect of dialysis modality on phosphate control: haemodialysis compared to haemodiafiltration. The Pan Thames Renal Audit, Nephrol Dial Transplant (2010); 25(3): 897-901

5 Pedrini L. et al., Long-term effects of high-efficiency on-line haemodiafiltration on uraemic toxicity. A multicentre prospective randomized study, Nephrol Dial Transplant (2011); 0: 1-8

6 Locatelli F. et al., Hemofiltration and Hemodiafiltration Reduce Intradialytic Hypotension in ESRD, J Am Soc Nephrol (2010); 21(10): 1798–1807.

7 Bonforte G. et al.,Improvement of Anemia in Hemodialysis Patients Treated by Hemodiafiltration with High-Volume On-Line-Prepared Substitution Fluid, Blood Purif (2002); 20: 357–363.