Enfermedad renal crónica

La enfermedad renal crónica, la epidemia silenciosa: un desafío social

La enfermedad renal crónica (ERC) es el nombre general que recibe el daño renal persistente e irreversible.1 Se define como el daño renal estructurado o como la disminución de la función renal (disminución de la filtración glomerular [FG]) cuando se observa durante un período de 3 o más meses.2

La ECR es una patología grave que se asocia con una mortalidad prematura, una disminución de la calidad de vida y un aumento del gasto sanitario.3 Esta enfermedad supone un grave problema para quienes la padecen, así como para sus familiares y proveedores de servicios sanitarios1, aunque normalmente no suele reconocerse como un problema grave de salud.4