NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia del usuario y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando en el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Eslovenia

La sorprendente Eslovenia: del ambiente alpino al estilo mediterráneo

Con una población de solo dos millones de habitantes, Eslovenia constituye uno de los países más pequeños de Europa, aunque también uno de los más bellos y diversos. La exrepública yugoslava linda con Austria, Italia, Hungría y Croacia, por lo que se asienta en una encrucijada de culturas germánica, latina, húngara y eslava. Los paisajes de este país son increíblemente variados y abarcan Los Alpes, el Mar Mediterráneo, las Llanuras de Pannonia y los Alpes Dináricos. Pero, ¿qué es lo mejor de viajar por Eslovenia? Gracias a su tamaño compacto, se puede explorar todo el país en unas vacaciones.

Eslovenia recibe cada ano a más de un millón de turistas, la mayoría de los cuales proceden de Austria, Italia, Alemania, Reino Unido y otros países de la Antigua Yugoslavia.

Gracias al carácter internacional del país, casi todos los eslovenos hablan inglés. La moneda nacional es el euro. Su capital, Liubliana, se encuentra justo en el centro del país, a pocas horas de cualquier punto del país.

Una capital con encanto

La capital de la región histórica de Carniola, Liubliana, es una de las capitales más pequenas de Europa y se puede ver fácilmente en un solo día. Muchos de los edificios más bellos de la ciudad están disenados por el arquitecto Jože Plecnik, quien le dio a la ciudad un aspecto moderno y también trabajó en el Castillo de Praga y en edificios de Viena y Belgrado.

En el punto más céntrico de la ciudad se encuentra la Plaza Prešeren, una gran plaza pública en la que se puede observer la iglesia barroca franciscana de la Anunciación, de estilo barroco y renovada en el 2007. En el extremo sur de la plaza se encuentre el famoso Triple Puente, principal emblema de la ciudad, también disenado por Plecnik. Estos tres recargados puentes peatonales sobre el río Liublianica une la Plaza Prešeren con el casco antiguo de la ciudad sobre el extremo sur meridional del río.

Así como los numerosos restaurantes tradicionales, entre los atractivos de la ciudad figuran el Castillo de Liubliana, ubicado en una colina desde la que puede verse toda la ciudad, y el encantador y bullicioso Mercado Central, parada imprescindible de cualquier visita.

Lagos y montañas en el noroeste

Si salimos de Liubliana en dirección noroeste, el terreno rápidamente se vuelve montanoso, dado que esta parte de Eslovenia se caracteriza por Los Alpes Julianos. El principal destino turístico de la región, Bled, destaca por sus sorprendentes paisajes. El Castillo de Bled, el castillo más antiguo de Eslovenia, se asienta sobre lo alto de un precipicio desde el que se pueden observar las radiantes aguas azules del Lago Bled. En el centro de lago se encuentra la Isla de Bled (Blejski otok), la única isla natural de Eslovenia, que acoge una iglesia barroca del siglo XVII dedicada a la Asunción de María. La iglesia de la isla constituye un popular destino para la celebración de bodas. Cuenta además con numerosos hoteles y es conocida por sus manantiales de agua caliente y sus spas, sus piscinas, sus instalaciones deportivas y, por supuesto, su casino.

A poca distancia del Lago Bled se encuentra el lago más grande de Eslovenia, el Lago Bohinj, ubicado al final de un profundo valle y rodeado de montanas en tres de sus lados. En verano esta zona acoge festivals de música y fuegos artificiales. Las ciudades principales del noroeste de Eslovenia, Kranj y Škofja Loka, cuentan con centros históricos bien conservados, mientras que el núcleo turístico de Kranjska Gora, en el corazón de Los Alpes Julianos, es un destino turístico muy visitado por esquiadores en invierno y por senderistas en verano. Esta zona constituye un gran punto de partida si se desea practicar senderismo por el Parque Nacional de Triglav, donde se encuentra el Triglav, el pico más alto del país.

En el noroeste de Eslovenia también pueden visitor las cascadas de Cedca que, con sus 130 metros de altura, son las más altas del país.

Acantilados, cuevas y una costa preciosa

La Cueva de Postojna es uno de los principals atractivos turísticos de Eslovenia. Este sistema de cuevas de más de cinco kilómetros de largo se encuentra abierto al público y convierte a Postojna en el sistema de cuevas más largo accesible al público, que incluso cuenta con su propio tren eléctrico. Cuentan con su propio ecosistema, muy conocido por acoger especies endémicas de la salamandra autóctona del sureste de Europa, el olm o «pez humano», que recibe este nombre por el color de la piel. Según la leyenda local, las salamandras eran crías de dragones. Sin embargo, sus parientes más cercanos son las salamandras del Norte de América. El olm es ciego y carece de pigmentación, sin embargo su sentido del olfato y del oído está muy desarrollado. Ninguna visita a Postojna está completa sin explorer las cercanas Cuevas de Škocjan, declaradas Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La pequena costa eslovena en el Adriático se caracteriza por su estilo italiano, de hecho, la ciudad de Trieste se encuentra a pocos kilómetros de distancia y se habla italiano por toda esta región. Los principales núcleos costeros son Piran, Portorož y Koper, cuyo estilo arquitectónico es típico del medievo mediterráneo. Entre los paisajes de la zona destacan los impresionantes acantilados de Strunjan y su Reserva Natural. Más al interior, el principal atractivo turístico de esta zona es la granja Lipica Stud Farm, en la que se crían los famosos caballos blancos de la raza Lipizzaner de la Escuela Espanola de Equitación de Viena. En este punto, los visitantes pueden hacer un recorrido por el museo, disfrutar de paseos en carruaje, participar en cursos de equitación y observer las actuaciones y entrenamientos de los caballos.

Vino y estilo austrohúngaro

Gran parte del noreste de Eslovenia la ocupa la histórica región de Styria, que comparte historia con Austria. En esta zona se encuentra la segunda ciudad más grande del país, Maribor, exactamente a una hora de distancia en coche o tren de la ciudad austriaca de Graz. Ptuj, la población más antigua de Eslovenia, también se encuentra a pocos kilómetros. En dirección más al noreste, la región de Prekmurje, en la frontera con Hungría, es culturalmente muy diferente al resto del país y tiene un mayor parecido al carácter húngaro. Prekmurje, que forma parte de la Llanura de Pannonia, cuenta con una gran cantidad de balnearios para turistas y manantiales. Asimismo, se trata de la región agrícola más grande del país, replete de colinas soleadas cubiertas de vinedos durante la estación estival.

El dialecto en esta region destaca por la influencia del húngaro y resulta muy difícil de entender para los habitants del resto del país.

Los castillos de esta zona, entre los que se encuentran el Castillo de Sobota y el Castillo de Grad, bien merecen una visita.

Colinas y castillos

Lo que define el sureste de Eslovenia es el campo cubierto de bosques y vinedos. Es aquí donde comienzan Los Alpes Dináricos, que continúan hasta la vecina Croacia. Además, existen numerosos castillos y ciudades con balnearios, así como más cuevas en las que descubrir el antiguo bosque de Kocevski Rog. Esta región acoge el único castillo del país situado en una isla, el Castillo de Otocec, así como el pintoresco Castillo de Žužemberk y el Castillo de Ribnica.

NephroCare en Eslovenia

Fresenius Medical Care empezó a desarrollar sus actividades en Eslovenia en 1992. Aquí contamos con 5 centros NephroCare que tratan en la actualidad a más de 300 pacientes. Si están pensando ir de vacaciones a Eslovenia, póngase en contacto con nuestro equipo NephroCare, estaremos encantados de programar sus sesiones de diálisis en nuestros centros.

Temas relacionados

Centros de Diálisis en Eslovenia

Información detallada sobre las modalidades de tratamiento que se ofrecen y los horarios de apertura de los centros de diálisis NephroCare.