NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia del usuario y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando en el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Polonia

Polonia: tierra de tesoros ocultos

Con una población de 38 millones de habitantes, Polonia es el noveno país más grande de Europa; sin embargo aún resulta desconocido para los turistas. Desde playas y deportes acuáticos en la costa del Báltico, hasta senderismo y esquí en los Montes Tatras, pasando por sus impresionantes ciudades, Polonia es un país que ofrece una sorprendente diversidad de paisajes y actividades, además de una historia enormemente rica.

Una cálida bienvenida

Los polacos son agradables y acogedores y si hay una cosa que les encanta (y que les encanta compartir con los demás) es su comida. Las comidas normalmente empiezan con una sopa típica elaborada con ingredientes como pepinillos, coliflor o una hierba llamada acedera. Y en verano !incluso las elaboran con frutas!

Como plato principal, los más típicos son pierogi ruskie (pelotas de patatas y queso), bigos (un estofado de carne de caza), el ganso, la carpa y el arenque. Y por último, unos postres deliciosos como el pastel de semillas de amapola, una infinidad de variedades de pasteles de queso y una compota de ciruela (powidla) son la guinda de la sabrosa y también sustanciosa cocina polaca.

Pensadores y creadores

La cultura polaca es excepcionalmente rica; Polonia es conocida por su literatura, cine y música. Autores de ficción como Jerzy Zulawski crearon trabajos inéditos de ciencia ficción que lograron el reconocimiento mundial.

A finales del siglo XX, directores de cine como Andrzej Wajda desafiaron a la censura de la época creando algunas de las películas más audaces y políticas que emergieron de la Europa del este durante la Guerra Fría. Wajda es principalmente conocido por su trilogía de cine bélico y por sus películas de referencia anticomunistas “El hombre de mármol” y “El hombre de acero”, habiendo Ganado esta última la Palma de Oro en el Festival de Cannes en 1981.

Y compositores polacos como Henryk Górecki también han sido internacionalmente aplaudidos. La Sinfonía de las Canciones Tristes de Górecki, premiada en 1977, encabezó las listas de música clásica de todo el mundo.

Cracovia

El destino turístico más conocido de Polonia es probablemente Cracovia; una verdadera joya de ciudad. Recorriendo las calles de su compacto centro, podemos sentir su historia vibrar. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978, Cracovia fue la capital del país durante más de 500 anos; evidencia de ello es su grandiosa arquitectura. Con una superficiede 40.000 m2, la gran Plaza Mayor es la plaza medieval más grande de Europa y está rodeada de cafeterías y restaurantes. Y en su corazón: el Sukiennice, un edificio renacentista reconstruido en 1555. Si nos adentramos, encontramos pasillos de puestos de vendedores de joyas de ámbar, encajes, tableros de ajedrez de madera y otros productos locales y souvenires.

La atracción principal de la ciudad y el referente más conocido nos lo ofrece la complejidad de las construcciones de la Colina de Wawel. La primera parada es el Castillo de Wawel, la opulenta antigua residencia real donde gobernaron los reyes de Polonia hasta 1596. Al otro lado del patio, se encuentra la Catedral de Wawel del siglo XIV, lugar de coronación de los monarcas polacos. !Incluso puede entrar en la guarida del Dragón de Wawel!

Si se prefiere explorar la naturaleza, la cercana Cadena de Jura es un paisaje rural precioso dominado por unas impresionantes formaciones rocosas. La región alberga también el Parque de los Nidos de Águila, una zona protegida nada menos que con 25 castillos medievales. También encontramos el Parque Nacional de Ojców, donde habitan castores, arminos, tejones y muchas diferentes especies de murciélagos y aves.

Montañas majestuosas en el sur

Alrededor de 2 horas en coche o autobús hacia el sur de Cracovia llegamos a Podhale; presumiblemente la región de Polonia más impresionante por su belleza natural y por ser hogar de sus montes más altos, los Tatras. Pese a su pequena superficie, sigue siendo culturalmente muy distinta al resto de Polonia; su aislamiento geográfico ha permitido a sus habitantes de las tierras altas (góral) preserver su tradición, dialecto, trajes, música y cocina única.

La capital de la región, Zakopane, es un importante destino turístico; popular entre esquiadores en invierno y campamento base para explorar las imponentes cumbres del Parque Nacional de los Tratas en verano.

Varsovia: un fénix resurgido de entre las cenizas

Más hacia el norte, en el centro del país, encontramos su capital: Varsovia. Esta ciudad cuenta con una de las historias más tumultuosas de las ciudades de Europa. Su Casco Antiguo medieval reconstruido con mucho gusto y su increíblemente apacible Barrio Nuevo contrastan con modernos rascacielos y centros comerciales, palacios históricos y universidades, amplios bulevares y una imponente arquitectura como la del Palacio de la Cultura y la Ciencia.

Un visitante casual posiblemente nunca sospecharía que la ciudad fue completamente destruida a finales de la Segunda Guerra Mundial y meticulosamente reconstruida después siguiendo los planos originales. No es casualidad que Varsovia sea conocida como la Ciudad Fénix. Al visitante le esperan infinidad de museos, por ejemplo, el Museo Maria Sklodowska-Curie (en el edificio donde Marie Curie nació), el Museo de las Caricaturas, el Museo de Federico Chopin y el Museo de la Historia de los Judíos Polacos.

Arena y mar, lagos y bosques

El norte de Polonia también tiene mucho que ofrecer. Las playas a lo largo de la costa están prácticamente vírgenes y son muy populares entre los turistas en verano. También son muy frecuentadas por amantes del kitesurf y windsurf. Y las ciudades de Gdansk, Gdynia y Sopot, a las que juntas se les conoce por el nombre de “Triciudad”, cuentan con una amplia variedad de atracciones turísticas como es el astillero Gdansk, lugar de nacimiento de movimiento Solidaridad. En Sopot se celebra anualmente el Festival Internacional de la Canción. Más al este, el apenas poblado distrito de los Lagos Masuria que permanece casi virgen, es perfecto para navegar. Cubriendo una vasta superficie de más de 50.000 km2, la región cuenta con más de 2.000 lagos interconectados por canals y ríos. Hacia el sudeste, en la frontera con Bielorrusia, encontramos el Bosque de Bialowieza, otro Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y hogar de bisontes, lobos y todo tipo de aves. Es una de las partes más grandes que aún se conservan del bosque primitivo que originariamente cruzaba todo el noreste de Europa antes de la llegada del hombre.

NephroCare en Polonia

Fresenius Medical Care empezó su actividad en Polonia en 2003. Desde entonces, la evolución ha sido constante y hoy cuenta con 68 centros en todo el país. Si está planeando unas vacaciones en Polonia, estaríamos encantados de programarle sus sesiones de diálisis en nuestros centros en cualquier parte del país que decida visitar.

Temas relacionados

Centros de Diálisis en Polonia

Información detallada sobre las modalidades de tratamiento que se ofrecen y los horarios de apertura de los centros de diálisis NephroCare.