NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia del usuario y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando en el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Rusia

Rusia: un país cautivador

A caballo entre Europa y Asia, Rusia – conocida oficialmente como la Federación Rusa – es un país lleno de contrastes, con una colorida mezcla de culturas y hábitats naturales; también es el país más grande del mundo en lo que a masa terrestre se refiere.  

Rusia es un lugar fascinante. No solo debido a su emocionante y ocasionalmente tumultuosa historia sociopolítica – más recientemente con la transición del comunismo hacia una democracia federal –, sino también debido a sus bulliciosas ciudades, llenas de historia, de cultura y de imponentes paisajes que ponen de relieve lo mejor de la naturaleza. Empecemos este recorrido a través del país que una vez inspiró a Tolstói y Dostoievsky y que nos brindó el ballet moderno y sinfonías de primerísima categoría.

El Moscú urbano

Para muchos extranjeros, el Moscú cosmopolita, la ciudad más grande de Rusia, representa la influencia de Occidente. Con sus tiendas de lujo, sus asombrosos paisajes urbanos y sus famosas vistas, la opulenta ciudad que se erige sobre el río Moscova ofrece innumerables actividades culturales y de ocio y es una de las ciudades más caras del mundo para vivir. En concreto, el histórico Kremlin, que significa «fortaleza», influye en el ambiente y en el aspect de la ciudad. Con el orgullo y la fuerza que desprende el corazón de la ciudad, este magnífico complejo se construyó entre 1482 y 1495 y se ha empleado para muchos fines a lo largo de la historia, entre los que figuran la residencia del zar y el hogar de los líderes soviéticos. En la actualidad, es la residencia oficial del presidente de la Federación Rusa.

La belleza del Báltico

San Petersburgo, que debe su nombre al zar Pedro el Grande, es una ciudad junto al Mar Báltico cuya identidad parece estar en constante cambio. Solo en el siglo XX, se la conoció por tres nombres distintos: San Petersburgo (antes de 1914 y después de 1991), Petrogrado (desde 1914 hasta 1924) y Leningrado (desde 1924 hasta 1991).

La San Petersburgo actual, con una población de 5,1 millones de habitantes, es un lugar verde y lleno de vida. De hecho, su larga lista de parques y jardines – tanto los históricos como los más recientes – la hace merecedora del título de ciudad más verde de Rusia. Uno de los atractivos especiales de esta gran ciudad es su Museo Hermitage, en el que se encuentra una de las colecciones de arte más grandes y más antiguas del mundo.

¿Sabía que …?

Patrimonio de la Humanidad:
Rusia presume de un total de 23 lugares declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, entre los que se encuentran el Kremlin y la Plaza Roja de Moscú, todo el centro histórico de San Petersburgo y la región occidental del Cáucaso.

Conexiones con Occidente:
En los puntos más cercanos, separada exclusivamente por el Estrecho de Bering, Rusia y los Estados Unidos, o más concretamente, el Estado de Alaska, se encuentran únicamente a 85 kilómetros de distancia. Hace miles de años, los dos continentes estaban unidos en esta parte por un puente terrestre. Alaska, en realidad, perteneció a Rusia antes de que los Estados Unidos comprara este Estado en 1867.  

¿El punto más alto de Europa?:
Si consideramos que el monte Elbrus, con sus 5642 metros de altitud, se encuentra ubicado en Europa y no en Asia – un antiquísimo punto de discordia –, esta montaña superaría los 4810,45 metros de altura del Mont Blanc, lo que le valdría el título de pico más alto de Europa.

Una escapada rural

En la zona occidental de la cordillera del Cáucaso, cerca de la frontera entre Rusia y Georgia, el monte Elbrus acapara toda la atención. Esta majestuosa montaña, – desde el punto de vista técnico, un volcán dormido – alcanza los 5.642 metros de altura, y la convierten en el décimo pico más alto del mundo. Todo los años, durante los meses de julio y agosto, numerosos grupos de escaladores internacionales acuden al lugar con el objetivo de coronar su cima, una hazaña para la que se requieren años de formación y preparación y en cuyo ascenso se tarda, de media, una semana.

Los vestigios volcánicos

En la zona occidental de la cordillera del Cáucaso, cerca de la frontera entre Rusia y Georgia, el monte Elbrus acapara toda la atención. Esta majestuosa montaña, – desde el punto de vista técnico, un volcán dormido – alcanza los 5.642 metros de altura, y la convierten en el décimo pico más alto del mundo. Todo los años, durante los meses de julio y agosto, numerosos grupos de escaladores internacionales acuden al lugar con el objetivo de coronar su cima, una hazaña para la que se requieren años de formación y preparación y en cuyo ascenso se tarda, de media, una semana.

El lago incomparable

Son muchos los adjetivos superlativos que se pueden utilizar para describir el lago Baikal. No solo se trata del lago más profundo y más antiguo del mundo, sino que también constituye el mayor embalse de agua dulce del planeta. Según afirman muchos, también es el lago con las aguas más cristalinas. Ubicado en Siberia, en la zona central de Rusia, a 445 metros sobre el nivel del mar, esta masa de agua se encuentra rodeada de montañas por todos los lados. El lago cuenta con 22 islas, la mayor de las cuales – la impresionante isla de Olkhon – tiene 72 kilómetros de largo y 21 kilómetros de ancho.  

En el lago Baikal se dan fenómenos naturales únicos y exclusivos de esta zona. Por ejemplo, el denominado brillo del Baikal, un fenómeno lumínico que se produce en el lago cuando luce el sol y cuando el agua está totalmente en calma. La forma en que la luz se refleja sobre el agua recuerda al cristal líquido. Asimismo, el lago se ve afectado por las mareas, si bien el flujo y el reflujo no son tan espectaculares como los de los océanos.

NephroCare en Rusia

NephroCare tiene una fuerte presencia en Rusia occidental, con 30 centros más los que se prevé inaugurar. Distribuidos por toda la parte central del país, NephroCare cuenta con otros cinco establecimientos NephroCare. Nuestros nefrólogos y nuestro personal dedican todo su compromise professional a atender en la Federación Rusa a un total de 5.100 pacientes. Si tiene previsto visitar esta zona, contacte directamente con un centro. Estaremos encantadísimos de darle la bienvenida y dar cabida a sus sesiones de diálisis, con independencia de cuál sea el centro más cercano.

Temas relacionados

Centros de Diálisis en Rusia

Información detallada sobre las modalidades de tratamiento que se ofrecen y los horarios de apertura de los centros de diálisis NephroCare.