NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de usuario y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando en el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Comer correctamente en vacaciones

Imagínese que está sentado en un banco observando el pacífico mar cuando le rugen las tripas. ¡Es la hora de comer! ¿Cuál es el siguiente paso? Saber qué comer cuando abandonamos nuestra rutina supone todo un desafío. El equipo NephroCare proporciona a continuación indicaciones claras sobre cómo comer correctamente y sentirse bien en vacaciones.

La comida forma siempre parte de su tiempo de ocio, con independencia de que el destino sea el mar, la montaña o una gran ciudad. Por supuesto, esto se aplica a todos los viajeros pero reviste especial importancia para aquellas personas con insuficiencia renal. El lugar al que viaje y su alojamiento – ya sea hotel con restaurante en el extranjero o piso vacacional dentro del país en el que se prepare sus propios almuerzos– probablemente influyan en sus decisiones de alimentación. Un consejo general: planear con antelación es el mejor modo de garantizar que cuenta con alimentos aptos para sus riñones desde el primer día.

Si se aloja en un piso o en una casa donde deba preparar sus propios almuerzos, todo es más sencillo: seguir una dieta sana debería resultar bastante fácil. Busque con antelación el supermercado más cercano en internet o pregunte a su anfitrión cuando llegue. En este establecimiento encontrará alimentos que puede preparar de forma inocua para el riñón en su alojamiento. Quienes se desplacen en coche pueden llevar algunos de sus alimentos saludables preferidos con ellos. Transporte los artículos perecederos en una nevera que pueda emplear para picnics durante su estancia.

Alojamiento en un hotel

Otra opción consiste en reservar una habitación en un hotel, donde se despreocupe de todo. No tendrá que hacer la cama, limpiar, ni preparar la comida. Sin embargo, la oferta de algunos restaurantes hoteleros no es apta para personas con insuficiencia renal. La solución consiste en conocer los 5 buenos hábitos alimenticios que le entregamos en su pack de acogida y que le ayudarán a elegir alimentos aptos para el riñón. Consulte en el hotel por adelantado y pregunte de qué comida disponen. Averigüe cuál es su oferta para personas con necesidades nutricionales especiales y qué debe hacer para asegurarse de satisfacer las suyas.

Aunque algunos hoteles pueden conocer las clases de alimentos aptos para el riñón, usted debe proporcionarles una respuesta si le preguntan qué puede comer. He aquí algunas ideas.

  • En el bufé, acuda a las secciones de fruta, verdura y ensalada. Busque las opciones bajas en potasio y no se olvide de controlar el tamaño de su ración.
  • Ingiera proteínas, muy sanas, cada vez que coma. El pescado al vapor o a la plancha y el pollo a la plancha constituyen opciones excelentes, en especial si están preparados con poca sal o sin ella.
  • Lleve con usted algunos tentempiés aptos para el riñón para consumirlos cuando sienta hambre. Así la tentación de picar algo que no es bueno para su organismo será menor.

Viajar al extranjero

¡Qué emocionante! Un viaje al extranjero no solo es una oportunidad para explorar un lugar desconocido, sino también sabores nuevos. Reúna información sobre la gastronomía de su destino antes de salir. ¿Cuáles son las especialidades locales? ¿Son aptas para el riñón o se pueden elaborar de modo que lo sean? ¿Hay algo que deba evitar? Consulte a su nutricionista y haga una lista de lo que debe y de lo que no debe comer.

En el extranjero también se enfrentará a la barrera del idioma. Si dispone de un smartphone y de una tarifa con plan de datos internacional, puede descargar una aplicación con un diccionario de viaje antes de salir para traducir las palabras foráneas en el supermercado y en los restaurantes. También puede comprar un diccionario de viaje y un manual de conversación de bolsillo para consultarlos cuando sea necesario. En caso de duda, limítese a los alimentos que ya conoce.

Un último apunte antes de planear sus vacaciones, vaya a donde vaya y coma lo que coma, vigile su ingesta de líquidos, en especial durante el calor estival. Si tiene alguna inquietud, póngase en contacto con su médico o con su nutricionista antes de salir.

Asesoramiento experto: comidas vacacionales

El equipo de NephroCare desea que disfrute de unas maravillosas y relajantes vacaciones. Puede lograrlo siguiendo estos tres consejos para comer fuera de casa.

Tip 1: Planifique con la ayuda de un experto
Pida consejo a su nutricionista sobre cómo planear sus comidas cuando esté fuera de casa. Dígale a dónde viaja y qué espera.

Tip 2: Sea responsable
Es normal sentirse sobrecogido y emocionado en lugares nuevos. Sin embargo, recuerde pensar en lo que come y asegúrese de que sus comidas resulten equilibradas y sanas. No quiere estropear unas divertidas vacaciones.

Tip 3: Respete su dieta
Los diabéticos y aquellas personas que siguen dietas especiales para el riñón conocen la importancia de vigilar el consumo de hidratos de carbono, y las vacaciones no son una excepción. Siga evitando comidas saladas como los pretzels y limite la ingesta de alimentos dulces y horneados, así como de zumos y bebidas azucaradas. Recuerde también comprobar su nivel de azúcar en sangre con frecuencia.